viernes, 24 de febrero de 2012

Seis maneras de reducir su riesgo de cáncer de mama

Seis maneras de reducir su riesgo de cáncer de mama

cancer de mama 300x215 Seis maneras de reducir su riesgo de cáncer de mama

Aunque no hay una hoja de ruta más segura para la prevención del cáncer de mama, estos buenos hábitos pueden ayudar. Una de cada ocho mujeres, desarrollará cáncer de mama durante su vida, una estadística preocupante que deja a muchas mujeres con esta preguntan: "¿Qué puedo hacer para reducir mi riesgo de cáncer de mama?"

Sí, hay algunos factores que no puede controlar, como el hecho de ser mujer y envejecer, aproximadamente dos de cada tres mujeres con cáncer de mama invasivo tiene 55 años o más cuando se le diagnostica el cáncer de mama. Sin embargo, hay medidas que puede tomar, para mejorar sus probabilidades de evitar esta enfermedad.

Prevención del cáncer de mama:

Tomar estas decisiones de estilo de vida inteligentes, puede cambiar las probabilidades en su favor:

  • Perder los kilos de más. Tener sobrepeso u obesidad, aumenta el riesgo de cáncer de mama después de la menopausia. Si usted tiene un índice de masa corporal (IMC) de más de 25, debe tener en cuenta la pérdida de peso. Susan Gapstur, PhD, MPH, vicepresidente de epidemiología de la American Cancer Society, dice constantemente que aumentar de peso durante la edad adulta, también la pone en mayor riesgo. La investigación ha demostrado que las mujeres que ganaron 55 libras o más, después de los 18 años de edad, tienen un riesgo mayor en un 50 por ciento de desarrollar cáncer de mama que las mujeres que mantuvieron su peso. Lo que es peor, Gapstur dice, es que las mujeres con sobrepeso que padecen cáncer de mama tienen un mayor riesgo de morir, que  las mujeres más delgadas. El tejido adiposo parece contribuir al aumento de los niveles de estrógeno y hormonas, aumentando el riesgo de desarrollar cáncer de mama después de la menopausia.
  • Póngase en movimiento. El ejercicio regular no sólo protege el corazón, también desempeña un papel importante en la prevención del cáncer de mama. Se cree que las mujeres que se ejercitan vigorosamente durante 45 a 60 minutos, cinco o más días a la semana, pueden obtener más protección ante el cáncer de mama. Mantener un peso saludable y realizar actividad física, puede mantener el estrógeno y las hormonas dentro de niveles normales, lo cual tiene efectos beneficiosos sobre los niveles de insulina y el sistema inmunológico.
  • Reduzca el consumo de cócteles. Hay una conexión clara entre el consumo de alcohol y un riesgo elevado de cáncer de mama. Incluso beber en ese nivel, eleva ligeramente el riesgo. No debe beberse más de una bebida al día, de cualquier tipo. Las investigaciones indican que el riesgo aumenta con cada trago. En 2007, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, analizó más de 40 estudios y encontró que el equivalente a dos bebidas al día, puede aumentar el riesgo en un 21 por ciento. Hay varios factores que pueden entrar en juego, y uno podría ser que el alcohol aumenta los niveles de estrógeno circulante u otras hormonas en las mujeres.
  • Tenga cuidado acerca de la terapia hormonal para la menopausia. Al bajar los niveles de hormonas en la menopausia, esto conduce a los sofocos, los huesos delgados, y la sequedad vaginal. Para aliviar estos síntomas, a veces las mujeres se someten al uso de terapia de reemplazo hormonal (TRH). Pero un tipo de terapia de reemplazo hormonal que combina las hormonas estrógeno y progesterona parece aumentar el riesgo de cáncer de mama y otras enfermedades en algunas mujeres, especialmente en aquellos que utilizan hormonas durante varios años.

Tenga una conversación franca con su médico sobre los riesgos y beneficios del uso de terapia hormonal. Si decide seguir adelante, se recomienda que, las hormonas que se utilicen tengan  la dosis más baja, durante el menor tiempo posible.

  • Consulte a su médico acerca del uso de anticonceptivos orales. Gapstur dice, que el uso de la píldora puede aumentar el riesgo de cáncer de mama. Pero 10 años después de dejar la píldora, el riesgo regresa a la media.
  • Considere la posibilidad de la lactancia materna. No sólo es bueno para el bebé, sino que también reduce el riesgo de cáncer de mama. La lactancia materna reduce los niveles de estrógenos, por lo que cuanto más lo haga, mejor.

Si usted tiene un fuerte historial familiar de cáncer de mama, debe informárselo a su médico. Usted y su equipo médico, pueden ver una historia detallada y decidir qué otras medidas preventivas podrían ser adecuados para usted. Concentrarse en los factores de riesgo, puede controla el cáncer de mama y esta es una gran estrategia de prevención, pero no hay garantías. Es por eso que los exámenes regulares como la mamografía y exámenes clínicos de senos, son importantes. La Sociedad Americana del Cáncer, continúa recomendando mamografías anuales a partir de los 40 años, para las mujeres que no están en alto riesgo de cáncer de mama. Si no está seguro de cuándo comenzar, hable con su médico.

Farmacia Blog

Via : http://www.blogdefarmacia.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada