miércoles, 15 de febrero de 2012

Trombosis venenosa en las mujeres

La trombosis venenosa, que se presenta como un flujo lento de la sangre, es uno de los problemas que más aqueja el sistema arterial de las mujeres. Dependiendo del grado o dificultad, este tipo de padecimientos puede implicar serios inconvenientes de coágulos o trombos capaces de llegar a los pulmones y descompensar el funcionamiento del corazón.

La trombosis venenosa es una de las incidencias más comunes en hombres y mujeres de avanzada edad. Sin embargo, existen algunos factores que hacen más propenso al sexo femenino, entre ellos la edad.

Las personas adultas y sedentarias también son susceptibles a los estragos de la trombosis venenosa. El debilitamiento del cuerpo y la deshidratación hacen vulnerable la circulación sanguínea y ocasionan anomalías (coágulos, fluidez tardía, sangre viscosa).

Para estos casos lo más aconsejable es acudir a las terapias de reemplazo hormonal, un método muy eficiente que se aplica a mujeres jóvenes. Las intervenciones quirúrgicas pueden presentar futuros malestares cardiovasculares. La idea es identificar con anticipación los indicadores de una posible trombosis venenosa.

Todo comienza por un simple dolor o inflamación intenso en la extremidad que ha sido afectada (también puede sentir falta de oxígeno). La aparición de varices es un indicador indirecto, que debido a la retención de circulación superficial podría conducir a una enfermedad varicosa y con trombosis.

Fumar o no hacer ejercicios son factores de riesgo que suman argumentos suficientes para pensar en un posible episodio de trombosis venenosa. Si no quieres afectar la calidad de vida o correr el riesgo de padecer enfermedades respiratorias de gravedad, procura consumir nutrientes y vitaminas, además de aplicar una rutina de ejercicios disciplinada. Todo depende de ti.

Via : http://www.blogmedicina.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada